“MMS no es un milagro, solo un maravilloso químico”, Adam Abraham

Traducción del artículo del sitio de Adam Abraham, Thought for Food (No Miracle, Just Wonderful Chemistry) por Pablo Simeone

En agosto de 2007, fue que tuve mi primera experiencia con algo maravilloso; tiene implicaciones para cada uno de nosotros. Es conocido como “MMS” o “Suplemento Mineral Milagroso”. Pero no es ningún milagro, es sólo el maravilloso uso de la química. Yo lo llamo maravilloso porque los resultados que he obtenido mediante este producto desafiante, han demostrado ser sólo eso. ¿Quién puede decir esto sobre medicamentos estándar para la diabetes, accidente cerebrovascular o cualquiera de una larga lista de otras condiciones médicas o medicamentos de cáncer? La verdad es que los resultados que estamos viendo de los actuales medicamentos predominantes recetados es atroz. Y sin embargo, son recetados porque eso es todo lo que los médicos conocen y están “autorizados” a administrar.

Pero ¿por qué su limitación debería ser también la suya o la mía?

Voy a decir aquí que el MMS no es un medicamento para el cáncer, accidente cerebrovascular, diabetes o cualquier otra enfermedad. Se trata de un desinfectante para el agua, no sólo para ser utilizado fuera del cuerpo, sino por dentro también. Y si bien en algunos círculos profesionales, existe la creencia de que la  multitud de enfermedades que la humanidad está experimentando no están relacionadas, los notables resultados que la gente informa luego de utilizar el MMS sugiere que una verdad mayor está a la mano. Debido al continuo crecimiento de este fenómeno, produje un documental sobre el MMS. Sin embargo, este artículo ha sido leído más de 100.000 veces, y es un gran lugar para comenzar su educación en lo que es el MMS, y lo que puede significar para usted.

Los conceptos básicos

MMS es una solución química, pero también es el protocolo o procedimiento que consiste en precipitar un gas, dióxido de cloro, en cantidades suficientemente pequeñas para ser ingeridos de forma segura y lo suficientemente grandes como para matar a los patógenos que actualmente viven en nuestro cuerpo, robándole su energía y envenenando su cuerpo  con toxinas, haciéndolo más vulnerable a las enfermedades. Si esta no es su situación, es sin duda la situación de alguien que usted conoce y ama.

Siempre se enarbolan banderas de precaución inmediatamente cuando el término “milagro” se utiliza para describir cualquier cosa que nos sorprende, o cuando no entendemos cómo se hace lo que se hace. Ciertamente esto me pasó a mí. En este caso, es realmente increíble. Sin embargo, es posible brindar una explicación de por qué MMS es tan eficaz como un destructor de patógenos. No es el MMS el que destruye los agentes patógenos, el dióxido de cloro que se genera al utilizar MMS lo hace. Al comprender la química, verás por qué no es un milagro … apenas se le parece.

Orígenes

El producto MMS y su protocolo fue desarrollado por Jim Humble, minero y metalúrgico, en una expedición a las selvas de América Central, en busca de oro. Fue una respuesta a la necesidad de ayudar a dos miembros de su expedición, que contrajeron la malaria, a más de dos días de distancia, a través de la espesa selva, de la  mina más próxima. Después de muchos años de experiencia, Humble llevaba siempre en tales expediciones una mezcla de un líquido a menudo llamado “oxígeno estabilizado”, que es realmente clorito de sodio (NaClO2),. El objetivo de esta solución es hacer potable el agua local. Frente a la posibilidad de una rápida pérdida de la vida, les dio esta mezcla a los hombres afectados. Para sorpresa de todos, los dos estaban bien en el lapso de unas horas. Eso parecía un milagro (así como un gran alivio), pero Humble quería entender mejor lo que acababa de suceder.

A lo largo de varios años, Jim Humble cuenta que lo que hizo tan eficaz al oxígeno estabilizado en algunos casos de malaria, no fue el oxígeno en lo absoluto, sino las trazas de dióxido de cloro. Una investigación posterior lo llevó a idear una manera de producir cientos, si no miles de unidades de dióxido de cloro más que las que se encuentran en el oxígeno estabilizado. Esto lo logró mediante el uso de una mayor concentración de clorito de sodio (28% – 22,4% de clorito de sodio efectivo frente al 3% del oxígeno estabilizado), en conjunción con el activador. La prueba de la eficacia de este protocolo sencillo fue el éxito alcanzado en ayudar a más de 75.000 personas en varios países africanos – entre ellos Uganda y Malawi – a librarse, en primer lugar de la malaria, también de la hepatitis, el cáncer y el SIDA. Hace poco conocí a un hombre en Sedona que contrajo malaria en un reciente viaje a África. ¿Y qué cree usted que le ayudó a superarlo rápidamente? Lo ha adivinado, el MMS.

Jim Humble narró sus experiencias en dos libros electrónicos descargables que están disponibles en su sitio web: http://www.miraclemineral.org. El libro se titula, El Milagroso Suplemento Mineral del siglo 21 st. La primera parte, de descarga gratuita (disponible en nuestra sección Documentos), le indica cómo comenzó. La segunda parte, que cuesta $12,95, continúa con la historia, explica la química involucrada y proporciona instrucciones claras sobre cómo preparar MMS. (También está disponible una edición impresa). Esto es importante, porque una vez que entienda la química y la ausencia absoluta de efectos indeseados – fuera de sentir náuseas y síntomas de “expulsión” cuando son eliminadas toxinas y patógenos – se convierte en una opción que cualquier persona que puede estar sobrecargada de toxinas debería intentar.

Cualquiera puede estar sobrecargado de toxinas. Algunos lo están pero no lo quieren admitir. Otros prefieren pensar que no lo están. Si su salud no es perfecta, habitualmente siente poca energía, tiene problemas para mantener su peso o presión arterial en el rango normal, o constantemente lucha contra la inflamación o el dolor, entonces es probable que existan toxinas, metales pesados, virus, bacterias, o un problema de parásitos en juego. La medicina tradicional típicamente responderá con la administración de otros contaminantes, muchos de los cuales matan indiscriminadamente a los tejidos sanos y a los microorganismos necesarios, mientras que luego va por “los chicos malos”. Esto no sucede con el dióxido de cloro. Sólo actúa sobre presencias dañinas. Milagro o no, los efectos son maravillosos. Yo votaría por el maravilloso suplemento mineral en un santiamén!

En las páginas siguientes, voy a describir el protocolo MMS. Cuando se sigue, producirá y distribuirá el dióxido de cloro a las células rojas de la sangre. El dióxido de cloro es el asesino de patógenos más eficaz e inteligente conocido en la Naturaleza.

Pero primero, un poco de historia sobre la química.

El dióxido de cloro y el cloro no son lo mismo. El cloro es un elemento químico. En forma de iones, el cloro es parte de la sal común y de otros compuestos, y es necesario para la mayoría de las formas de vida, incluyendo los humanos. Poderoso agente oxidante, es el ion más abundante disuelto en el agua del océano, y se combina fácilmente con casi todos los demás elementos, incluyendo el sodio para formar cristales de sal, y el magnesio, formando el cloruro de magnesio. No se puede tener vida sin el ión cloro. Sin embargo, en el estado diatómico, Cl2, el cloro es mortal.

El dióxido de cloro es un compuesto químico que consiste en un ion de cloro enlazado a dos iones de oxígeno.

Los agentes oxidantes son compuestos químicos que aceptan fácilmente electrones de “donadores de electrones”. Obtienen electrones a través de la reacción química. Esto es importante porque en lo que respecta al dióxido de cloro, una amplia gama de agentes patógenos son donantes de electrones. Por el contrario, el tejido sano en su conjunto y los microorganismos aerobios no se ven afectados por el dióxido de cloro.

El dióxido de cloro es extremadamente volátil. Se podría llamar “moderadamente caliente,” pero de una manera muy beneficiosa. Esta volatilidad es un factor clave en la efectividad del dióxido de cloro como un destructor de patógenos.

El compuesto es literalmente explosivo; tan explosivo, que no es seguro para el transporte en ninguna cantidad. Por lo tanto, es una práctica común generar dióxido de cloro “in situ ” es decir, en el momento de uso. La mayoría de la producción de dióxido de cloro se realiza en una escala que resultaría ser mortal para los individuos, por ejemplo, en sistemas de tratamiento de aguas municipales, donde está empezando a reemplazar al cloro porque, a diferencia de la cloración, la desinfección de agua con dióxido de cloro no produce subproductos cancerígenos. El dióxido de cloro está aprobado por la Agencia de protección ambiental como una forma segura de eliminación de agentes patógenos y contaminantes como el ántrax. Incluso fue estudiado por los institutos nacionales de salud en 1982 y se encontró que son seguros para el consumo humano. Al parecer nadie estaba atento a esto, o a su valor medicinal, de modo que un estudio como ese debería hacerse y publicar los resultados. Algo muy poco probable hoy en día y en esta era.

A pesar de la eficacia del dióxido de cloro en el tratamiento a gran escala del agua, las concentraciones que se utilizan en dichas aplicaciones pueden variar de 500 a más de 6.000 partes por millón (ppm), que sería claramente mortal para un individuo. Mediante el Protocolo MMS se produce dióxido de cloro en el rango de 1 ppm.

Se utilizará la solución de MMS, que es segura para el transporte, para hacer un eliminador de patógenos que puede aplicarse efectivamente en el interior del cuerpo.

La solución MMS es clorito de sodio al 28% (22,4% efectivo) en agua destilada. Puede producir dióxido de cloro con una sola gota, cuando se agrega un “activador” de jugo de limón, o una solución al 10% de ácido cítrico. Los últimos dos activadores se recomiendan para las personas con la enfermedad de Lyme. La proporción de mezcla es cinco gotas de activador por cada gota de MMS (5: 1).

Si no está utilizando el jugo de limón o de lima, la solución de ácido cítrico al 50% permite generar dióxido de cloro utilizando una relación de 1: 1, 1 gota de MMS y 1 gota de activador. Ahondaremos en esto más tarde.

[ORIGINAL] “Aplicaciones” del dióxido de cloro en el rango de 1 gota (con 5 gotas de activador) hasta un máximo de 15 (con 75 gotas de activador), excepto en situaciones críticas de la vida, donde el máximo puede ser duplicado (y en algunos casos realmente agudas, incluso se utilizan más). Una “aplicación de mantenimiento” de seis gotas, con 30 gotas de activador agregado. Después de agregar el activador, la reacción química que convierte al clorito de sodio en dióxido de cloro toma sólo unos tres minutos.

[Octubre de 2010 actualización] Hoy en día, la dosis estándar de MMS ha sido llamada por Jim Humble, Protocolo 1000. Este protocolo está compuesto de 3 gotas de MMS (activado con 3 gotas de ácido cítrico al 50%), tomadas cada hora durante un período de ocho horas. Para situaciones muy agudas o graves, utilice el Protocolo 2000, pudiendo comenzar con tan poco como 1/2 gota e ir tan alto como el individuo puede tomar sin sentirse peor de lo que ya se siente, cada hora, durante diez horas. El incremento del malestar se convierte en el limitador de la dosificación, esto indica que el cuerpo se prepara para liberar ya la toxicidad almacenada.

En el vinagre, el ingrediente activador que hace posible la generación de dióxido de cloro, es el ácido acético. También sienta las bases para lo que ocurre cuando los iones de dióxido de cloro entran al torrente sanguíneo. Este ácido débil actúa como una cápsula detonante, disminuyendo el pH del dióxido de cloro, sin accionarlo. [Actualización—el vinagre puede usarse, pero rara vez se usa hoy día como un activador.]

El pH natural del clorito de sodio es 13. La adición de vinagre, jugo de limón (o ácido cítrico) crea aproximadamente 3 mg de dióxido de cloro inestable pero sin embargo inofensivo.

El Proceso

Hablemos un poco más sobre cómo y por qué funciona el dióxido de cloro para darle al sistema inmunitario una nueva vida.

La volatilidad es lo que hace al dióxido de cloro tan eficaz cuando entra en contacto con agentes patógenos. Como hemos mencionado, el dióxido de cloro es un desinfectante seguro y efectivo en muchos sistemas de entrega de agua municipales, hospitales e incluso en respuesta al bioterrorismo. Es lógico que el dióxido de cloro sería igual de efectivo en las aguas del cuerpo humano.

La extrema volatilidad del dióxido de cloro impide que los agentes patógenos desarrollen una resistencia. Principalmente porque cuando se produce el “encuentro,” los patógenos dejan de existir. Sin embargo, las células sanas y las bacterias benéficas no se ven afectadas.

Mientras que los niveles normales de oxígeno en la sangre no pueden destruir todos los patógenos presentes bajo condiciones de enfermedad, el envío de dióxido de cloro lo cambia todo.

Alto! Entreguen sus electrones, ahora!

Cuando un ion de dióxido de cloro entra en contacto con un agente patógeno nocivo, instantáneamente secuestra hasta cinco electrones del agente patógeno, lo que puede compararse con una explosión microscópica … inofensiva para nosotros, pero mortal para los patógenos.

El patógeno – un donador – se torna inofensivo debido a la entrega involuntaria de sus electrones al dióxido de cloro – un receptor de electrones – con la resultante iberación de energía. Oxidado por el ion de cloro, el ex agente patógeno se convierte en una sal inofensiva.

Este proceso beneficia a un cuerpo que está intoxicado.

En cualquier lugar en todo el cuerpo, los iones de dióxido de cloro – transportados en los glóbulos rojos: entran en contacto con agentes patógenos, los patógenos renuncian a sus electrones y dejan de existir. Las células armadas con dióxido de cloro sólo “detonan” en contacto con agentes patógenos, que incluyen bacterias, virus, toxinas, metales pesados y parásitos. Todos ellos tendrán valores de pH que están fuera del rango saludable del cuerpo. También tienen una carga iónica positiva. Las células equipadas con dióxido de cloro no oxidan a las bacterias benéficas, o células saludables, ya que sus niveles de pH son de 7 o superior y mantienen una carga de iones negativos.

Los iones de dióxido de cloro oxidan – lo que significa vaporizar – células enfermas … cualquier cosa que es ácida, con una carga de iones positivos.

[ACTUALIZACIÓN 2010]

Jim Humble continuó aprendiendo acerca del dióxido de cloro, y su entendimiento de él ha evolucionado. Un malentendido fue que actúa sobre cualquier cosa que es anaerobia por la vía de la dinámica de la carga negativa /positiva. Él aprendió que hay otro factor, conocido como Potencial de Oxidación, que es la medida de la capacidad de una sustancia química para ganar o perder electrones. El Potencial de Oxidación (también denominado potencial redox) de un elemento se expresa en voltios. Para el dióxido de cloro, ese valor es de 0.95 voltios. Cualquier cosa que tenga un voltaje menor que 0.95 dará hasta 5 electrones a la molécula de dióxido de cloro con la que entre en contacto.

A modo de comparación, el dióxido de cloro tiene un efecto de oxidación más leve que el del peróxido de hidrógeno  (H2O2), que tiene un potencial de oxidación de 1,78 y recoge 2 electrones, o el ozono (O3) cuyo potencial de oxidación es 2,07 y sólo recoge 2 electrones. Una célula humana saludable tiene una carga eléctrica natural de poco más de 1 voltio, lo que significa que no se vería afectada por el dióxido de cloro, sin embargo, durante mucho tiempo se ha sabido que el uso prolongado de peróxido de hidrógeno o de ozono es perjudicial para los tejidos y las células sanas. Sin embargo, se utilizan ampliamente hoy en día.

Si los iones de dióxido de cloro no encuentra patógenos u otros venenos, se descompone en sal de mesa y en algunos casos, en ácido hipocloroso, el cual también puede ser utilizado por el cuerpo. [ACTUALIZACIÓN 2010] Jim Humble también ha ideado una manera de ayudar a este proceso con lo que él llama “MMS2”.

Un exterminador de patógenos (incluyendo la gripe porcina)

La Investigación ha demostrado que el dióxido de cloro es mucho más seguro que el cloro, ya que es selectivo para los patógenos cuando se utiliza en el agua. Por otra parte, no crea compuestos nocivos de otros componentes en el agua como lo hace el cloro.

Numerosos estudios científicos han demostrado que el cloro, – parte de la familia de elementos halógenos – crea al menos tres compuestos cancerígenos cuando entra en el cuerpo, principalmente los trihalometanos (THMs). No hay ninguna evidencia de que el dióxido de cloro produzca tales compuestos nocivos.

Por esta razón, en 1999, la Sociedad Americana de Análisis Químicos proclamó al dióxido de cloro como el asesino de patógenos más poderoso conocido por el hombre. Incluso se ha utilizado para limpiar después de los ataques de ántrax.

Un viaje a la alquimia de la química

Una vez que se introduce en el torrente sanguíneo, el dióxido de cloro realiza una alta aceptación energética de cuatro electrones cuando encuentra cualquier elemento orgánico o inorgánico que tenga un potencial de oxidación inferior a 0.95 voltios. Esto significa que las células enfermas, así como los productos químicas y los depósitos de metales pesados, son esencialmente vaporizados (es decir, “oxidados”) mientras que las células sanas no se ven afectadas.

Así es como sucede.

Los glóbulos rojos que son portadores normales de oxígeno por todo el cuerpo no distinguen entre el oxígeno y el dióxido de cloro. Por lo tanto, después de ingerir MMS, solución rica en dióxido de cloro, los glóbulos rojos recogen los iones de dióxido de cloro que se depositan en la pared estomacal, en donde normalmente se reúnen nutrientes de diversa índole antes de viajar a través del cuerpo.

Entonces, cuando los glóbulos rojos, armados con dióxido de cloro encuentran parásitos, hongos o células enfermas que tienen baja energía (en términos de valor eléctrico), los “extranjeros” son destruidos junto con los iones de dióxido de cloro. Si no se producen estos encuentros, el dióxido de cloro será transportado a un punto en el cuerpo donde el oxígeno normalmente oxida venenos y otros agentes dañinos.

Si el dióxido de cloro no choca con nada que pueda hacerlo detonar, se descompone, y por lo tanto pierde un electrón o dos. Esto puede permitir que se combine con una sustancia muy importante que el sistema inmunológico utiliza para hacer ácido hipocloroso (HClO), que por cierto, es otro oxidante. No está ampliamente difundido que el ácido hipocloroso es producido por el cuerpo humano como parte de su función inmunológica natural. Sin embargo, la información está disponible si uno está interesado en verla.

Este compuesto mata a agentes patógenos, células asesinas e incluso a células cancerosas. El ácido hipocloroso es tan importante, que la disminución de su presencia en el cuerpo se describe médicamente con el término de deficiencia de mieloperoxidasa. Muchas personas se ven afectadas por esta condición. El sistema inmunitario necesita mucho más ácido hipocloroso cuando la enfermedad está presente. Facilitado por la solución MMS, el dióxido de cloro lo ofrece al cien por cien, tal como lo hace el cloruro de magnesio, pero eso es otra parte de la discusión de la salud.

Sin embargo, el ver cuán importante es la producción de ácido hipocloroso para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico llevó a Jim Humble a desarrollar MMS2, que es simplemente la introducción de una pequeña cantidad de hipoclorito de  calcio Ca(ClO)2. Cuando se ingiere, el ácido hipocloroso (HOCl) se genera a medida que las cápsulas se disuelven.

El punto más saliente de saber, es que el dióxido de cloro tiene 100 veces más energía para hacer lo que el oxígeno normalmente hace, y sin embargo, debido a su bajo voltaje, no afecta a las células sanas.

Por cierto, si usted está totalmente sano, no hay ningún efecto nocivo al tomar dióxido de cloro. Sin embargo, sus reservas de ácido hipocloroso se incrementarán, reforzando el sistema inmunitario.

El MMS funciona mejor para destruir los patógenos que pueden estar presentes en el cuerpo, cuando 2 o 3 mg de dióxido de cloro libre se encuentra en la solución en el momento de su ingestión. Sin embargo, el cuerpo es abastecido con dióxido de cloro en una forma de “liberación programada” durando aproximadamente unas 12 horas. Tenga en cuenta que, antes de que se sienta mejor, es probable que usted se siente enfermo.

“¿Por qué debo sentirme enfermo?”

Si bien los resultados individuales pueden variar, muchos usuarios del MMS no experimentan nada y otros, desde el mareo, a las náuseas, vómitos y diarrea. La sensación de náuseas que puede experimentar sería el resultado del dióxido de cloro encontrando, desalojando – de ahí la sensación de sentirse “enfermo” – y, a continuación, destruyendo a los patógenos encontrados.

Estamos generalmente inconscientes de los patógenos que se introducen en nuestro cuerpo, especialmente después de que han sido almacenados en el tejido de diversos órganos. Dado que se acumulan con el tiempo, por lo general afectan nuestra salud poco a poco y de forma acumulativa. De hecho, ¿qué es un agente patógeno?

Según Wikipedia, un patógeno es:

En Infectología, un agente biológico patógeno o nekeneos (del griego pathos, enfermedad y genein, engendrar) es toda aquella entidad biológica capaz de producir enfermedad o daño en la biología de un huésped (humano, animal, vegetal, etc.) sensiblemente predispuesto. El mecanismo de la patogenicidad ha sido muy estudiado y tiene varios factores, algunos de los cuales son dependientes del agente patógeno y otros del huésped.

Creo que hemos malinterpretados cuáles son los verdaderos agentes patógenos. Por lo tanto está a punto de obtener mi opinión aquí. Cualquier cosa que vive tiene el mandato de sostener la vida. No sólo su vida, sino la vida en el lugar que existe. Este mandato se aplica a todas las formas de vida, incluyendo todas las expresiones de la humanidad. Si bien no siempre actuamos como si nos preocupáramos por la vida, nos encontramos entre el grupo que se considerarían, “vida”. Un agente patógeno, en este contexto, sería algo que no es vida. Es estático y carece de cualquier inteligencia innata o conciencia de sí mismo. Además, estos patógenos no tienen ningun corolario vibración dentro del código genético. En esencia, no están en el “libro” de usted y yo, que contiene el conjunto de instrucciones para la construcción de un cuerpo humano, sus muchos sistemas y componentes. Como tal, cualquier sustancia que se ingiere y que, por diseño, intención o efecto, interfiere con los procesos metabólicos naturales, tenderá a añadir disfunción, en lugar de mejorar la funcionalidad. Los productos químicos sintéticos, fármacos, metales pesados – todos inorgánicos -, serían patógenos. Los microorganismos que aparecen como resultado de la inundación de patógenos, están para proteger y mantener la vida en lugar de hacer daño.

El dióxido de cloro en efecto reduce a los patógenos, en esta definición. Y cuando se reducen los agentes patógenos, los microorganismos que parecen tener una presencia casual, desaparecen.

En agosto de 2010, entrevisté a una mujer, C.W. Reed de Nw Smyrna, Florida, que fue diagnosticada con cáncer de mama en 2009 y es libre de cáncer ahora, después de rechazar la quimioterapia y la radiación que sus médicos le estaban ofreciendo, y luego de incluir MMS en su régimen de tratamiento. En enero de 2009, un análisis de cabello reveló niveles extremadamente altos de toxicidad de metales pesados en su cuerpo. Un análisis de cabello realizado como seguimiento en mayo de 2010 confirmó que su cuerpo estaba libre de metales pesados. La desinfección a través del dióxido de cloro es claramente beneficiosa.

Aviso de precaución; El dióxido de cloro puede desalojar a las toxinas de repente, lo que puede resultar en una reacción dramática. Sin embargo, pasa en mucho menos tiempo de lo que le tomó a las toxinas y agentes patógenos acumularse. Cuando el dióxido de cloro “se va,” los patógenos despojados de sus electrones dejan de existir.

Por ejemplo, uno casi siempre se sentirá enfermo en los casos de hepatitis debido a que el hígado es inducido a expulsar los venenos almacenados, que luego son destruidos por un ejército de glóbulos rojos que contienen dióxido de cloro. En realidad no hay competencia. Pero no tiene por qué ser algo tan agudo como la hepatitis.

Años de “permanencia” de amalgamas dentales “inocentemente” pueden depositar suficiente mercurio en el sistema como para robar la inocencia, robar la vitalidad y borrar preciosos recuerdos. El desalojo y lo vaporización se pueden sentir incómodos por muy poco tiempo en comparación con el tiempo que tomó la acumulación de toxinas.

Si se siente enfermo al tomar este Protocolo, sepa que su salud y vitalidad esperan reunirse con usted “al otro lado” de la sensación de estar enfermo.

Si no tiene ningun “encuentro cercano” con agentes patógenos, el dióxido de cloro se descompone en componentes totalmente inocuos. Nada venenoso es dejado allí para construir, como es el caso de muchos protocolos médicos. Los tratamientos médicos actualmente no proporcionan ninguna forma de quitar los venenos cuando dichos venenos no funcionan. Quedan por su cuenta en una tierra extraña y dejando enfermedad, sin una hoja de ruta de regreso a la salud.

El dióxido de cloro de la naturaleza, por otra parte, dura lo suficiente para hacer su trabajo, entonces aquello que no le proporcionará al sistema inmunitario con iones necesarios se convierte en nada más que micro cantidades de sal y agua.

El dióxido de cloro tiene tan sólo unos minutos para realizar su tarea, y, luego, ya no existe, sin dejar nada detrás que pueda construir, o hacer daño adicional.

El Procedimiento

Entonces el procedimiento es sencillo. Todo lo que necesita es su botella de MMS, un vaso limpio, vacío y seco, un cuentagotas y el activador (vinagre, jugo de limón o ácido cítrico). El procedimiento siguiente se toma directamente de sitio del Jim Humble (www.miraclemineral.org).

Qué es el Protocolo de MMS Normal [ORIGINAL]

[Nota 2010 de ADAM: lo siguiente es como fue escrita originalmente en 2007, con pequeñas modificaciones y actualizaciones. En los últimos dos años Jim Humble ha seguido perfeccionando los métodos de ingesta del MMS, así como los protocolos. Los métodos listados más abajo siguen siendo correctos y han ayudado a muchos miles de personas, pero no representan el “mejor enfoque” actual, el cual se comentará inmediatamente después.]

Nota: Al seguir las instrucciones a continuación, tenga en mente este párrafo. Siempre active las gotas MMS con uno de estos ácidos, gotas de jugo de limón, o gotas de solución de ácido cítrico (para hacer la solución de ácido cítrico al 10% agregue 1 cucharada al ras de ácido cítrico y 9 cucharadas de agua. Almacénelo en un frasco con tapa.) Siempre utilice 5 gotas de uno de estos ácidos para cada gota de MMS, mezclar en un vaso vacío y seco y esperar al menos 3 minutos y luego añadir un vaso con 1/3 a 2/3 de agua o jugo y bébalo. (los 3 minutos de espera se pueden prolongar hasta 10 minutos, y después de agregar el jugo o el agua puede esperar una hora antes de beber).

1.    Todos los protocolos para tomar MMS en las Américas comienzan con una o dos gotas. Nunca comience con más de una o dos gotas Las personas que están muy enfermas y/o son sensibles deben comenzar con ½ gota. Activar las gotas como figura más arriba.

2.    Si usted está bien y no nota náuseas en la primera dosis, aumente una gota para la segunda dosis. Si observa náuseas reduzca la cantidad de MMS para la siguiente dosis. Tome dos dosis al día, una en la mañana y otra en la tarde. Siga aumentando de a una gota cada vez que usted tome una nueva dosis. Cuando note náuseas, reduzca la dosis de a una gota, y si experimenta una diarrea fuerte reduzca en 2 ó 3 gotas. Por lo general mantenga esta reducción por dos o tres dosis antes de volver a la cantidad que le produjo náuseas. Nota: Si usted nota diarrea, o incluso vómitos,  esto no es una mala señal. El cuerpo simplemente se está deshaciendo de venenos y se está limpiando. Todo el mundo dice que se siente mucho mejor después de la diarrea. No es necesario tomar ningún medicamento para la diarrea. Desaparecerá tan rápido como llegó. No durará. No es una diarrea real ya que sólo es la limpieza  del cuerpo, y no es causada por ninguna bacteria o virus. Cuando el veneno ya no está, la diarrea desaparece.

3.    Continúe con el procedimiento indicado en el punto anterior hasta llegar a 15 gotas dos veces por día sin náuseas. En ese momento aumente a 3 veces al día. Permanezca en 3 veces al día durante al menos una semana y, a continuación, reduzca las gotas a 4 a 6 gotas al día para las personas mayores y de 4 a 6 gotas dos veces por semana para personas más jóvenes.

Nota: Una vez que haya completado el paso 3, la mayoría de los virus, bacterias, hongos y cargas de levadura se habrán ido de su cuerpo. Su cuerpo estará limpio. Ya no tiene que preocuparse por alimentar la carga de microorganismos. Su dieta ahora se puede basar en la nutrición, en lugar de basarse en no alimentar la carga. La diabetes habrá desaparecido, por lo tanto, ya no necesita preocuparse del azúcar. No tendrá que preocuparse por una sobre reacción del páncreas y darle un shock de insulina. En lugar de ello le dará suficiente insulina para bajar el nivel de azúcar en sangre al nivel correcto (usted no se sentirá soñoliento después de comer una barra de caramelo). Su cuerpo, a continuación, será capaz de absorber fácilmente las vitaminas y minerales y muchos otros nutrientes que podría haber perdido hasta la fecha. Se debe sentir mejor a medida que pasa el tiempo. No deje de tomar el MMS.

Protocolos MMS Actualizados al 2010

Activador – El MMS no es dióxido de cloro. El MMS es un ingrediente que se necesita para producir dióxido de cloro en la privacidad de su hogar. Como mencionamos anteriormente, es necesario un activador, que se utilizará en conjunto con el MMS, con el fin de romper el vínculo del dióxido de cloro con el sodio. Al principio se utilizó el jugo de limón o de lima, que es una solución al 10% de ácido acético. Por lo tanto, Jim Humble inicialmente sugirió usar ácido cítrico al 10% para activar. Esto permitiría una sola descripción del Protocolo MMS, independientemente de lo que se utilizara para su activación. Sin embargo, la solución del 10% exige que se utilicen cinco gotas de activador por cada gota de MMS (5: 1) y esperar 3 minutos antes de usar.

Con el tiempo se hizo muy evidente que utilizar una relación de gotas 1: 1 es mucho más simple que la relación1: 5, y que esto se logra fácilmente reemplazando la “mezcla” de ácido cítrico al 10% por la del 50%. En otras palabras, hacer 5 veces más potente el activador nos permite obtener el mismo beneficio usando 1/5 parte. La otra ventaja de este enfoque es que el dióxido de cloro se genera mucho más rápido.

Originalmente, se esperaban tres minutos mientras que la solución pasaba de incolora a amarillo. Ahora estará listo en unos 20 segundos, y la solución va de un color claro a un verde-marrón.

Protocolo 1000

No me pregunten el por qué de este nombre, pero estos son nombres para los métodos más básicos y comúnmente utilizados en la ingesta de MMS, que será por vía oral. A pesar de lo que la FDA y numerosas agencias de todo el mundo dicen ahora, tomar dióxido de cloro en las cantidades indicadas no causará daño, pero si una persona está en una zona roja de tóxicos o químicos, dará lugar a una desinfección que le ayudará a restablecer el equilibrio suficiente para permitir que el sistema inmunológico se restablezca. El Protocolo 1000 es el método estándar de ingesta oral, que consiste en 3 gotas de MMS, activado con 3 gotas de ácido cítrico al 50%, por hora, durante ocho (8) horas. Se debe utilizar durante 3 semanas, o hasta estar bien. Siempre comience con 1 gota y vaya subiendo hasta llegar a las 3 gotas durante 3 semanas.

Protocolo 2000

El Protocolo 2000 es para casos de salud que se encuentran en una extrema zona roja. Exige una mayor sensibilidad hacia la aguda situación de una persona. Si la persona ha sido liberada de la atención de los médicos y se le dijo de llamar a un hospicio y poner sus asuntos en orden, el Protocolo 2000 es una buena apuesta. Sin embargo, en lugar de comenzar con 3 gotas, comenzar con 1/2 gota por hora, monitoreando para los efectos, si los hubiere, de tal dosificación y ver cómo se siente el individuo. Si se siente peor, entonces no se aumenta la dosis. Si no tiene ninguna reacción, a continuación, vaya a 1 gota, etc.. A diferencia del Protocolo 1000, que sólo llega hasta las 3 gotas, en el Protocolo 2000 se irá subiendo  la cantidad de gotas tanto como se pueda, usando el nivel de náuseas del individuo como una guía limitante. Si comienzan a sentirse más náuseas, entonces no aumentar las gotas. La otra distinción del Protocolo 2000, es que se realiza durante 10 horas al día en lugar de 8. Todo el mundo necesita un tiempo para descansar y permitir que el cuerpo se reagrupe y repare a sí mismo.

Jim Humble ha sugerido otra ventaja, que consiste en utilizar una botella para llevar su dosis diaria de MMS. En lugar de preparar 3 gotas por hora ocho veces, puede preparar 24 gotas de una vez (activar con 24 gotas de ácido cítrico al 50%) y agregarlo al agua. Marque la botella con un marcador indeleble para indicar los niveles a beber a cada hora (marque la botella en 8 secciones iguales).

La vía oral no es la única forma de tomar MMS

Aunque es natural pensar en la ingesta, hay muchas otras formas de usar el MMS. Cuando se hizo el documental original del MMS, la ingesta oral era prácticamente la única forma que informamos. Jim Humble, en ese momento, estaba determinando los efectos de la ingesta de MMS por vía intravenosa. Nunca se quedó quieto y ha continuado expandiendo las opciones de la ingesta. A continuación presentamos una breve descripción general.

•    Spray tópico, útil para una amplia variedad de situaciones, de quemaduras, heridas, infecciones, desodorante y mucho más. La propiedad biocida natural del dióxido de cloro puede ser de un valor incalculable para reducir el dolor asociado con esas heridas (porque neutraliza los ácidos, sin aumentar el estado químico general del individuo). Preparar mediante el uso de 10 gotas de MMS cada 30 ml de agua utilizada. Por ejemplo, si utiliza 60 ml de agua en un rociador, utilice 20 gotas de MMS y 20 gotas de ácido cítrico al 50% para activar. Luego agregue agua hasta completar los 60 ml.

•    Higiene oral – gran reductor de bacterias (y mal aliento), mejoró la salud de las encías.

•    Baño y lavado de pies: excelente forma de pasar por alto la barrera del intestino grueso y obtener dióxido de cloro directamente en el torrente sanguíneo.

•    Variante tópica con DMSO (dimetil sulfóxido).

•    Inhalación: utilizar un humidificador o nebulizador para obtener pequeñas cantidades en los pulmones.

•    Gas MMS – mediante inmersión total (hasta el cuello) con bolsas de basura, o por pequeñas áreas de superficie con un vaso.

•    Enemas – Resultados notables sin preocuparse por el sabor.

•   Intravenosa – puede ser útil, pero es un método complicado y definitivamente no es recomendable para hacerlo por sí mismo.

•    Cápsulas – Utilizar pequeñas cápsulas de gelatina rellenas con MMS activado en el momento y tomar una dosis por hora sin ninguna preocupación por el sabor.

•    El Protocolo 6 Y 6: 6 gotas de MMS (con 6 gotas de ácido cítrico 50% como activador), luego se repite en una hora. Para resfriados, gripe, etc. que resultan de una ecología interior contaminada.

•    El Protocolo de la Malaria – 16 gotas y gotas de 16 gotas de activador, luego repetir en una hora.

Usted no tiene que usar mucho MMS para lograr un efecto notable y palpable.

Introducción al MMS2

Todo lo que hemos discutido hasta ahora fue acerca del químico original que Jim Humble descubrió que podría utilizarse para mejorar los resultados en el tratamiento de diversas condiciones médicas. Sin embargo, su descubrimiento no se detuvo allí. Como se señaló anteriormente, el cuerpo produce naturalmente otro químico, el ácido hipocloroso, como parte de la función del sistema inmunológico. Aunque puede ser debido a la afluencia generalizada de los productos químicos que entran en el cuerpo de sol a sol, o a los muchos otros factores estresantes celulares que nos encontramos consciente o inconscientemente cada día, es razonable suponer que un estímulo en el ácido hipocloroso podría ser útil.

Esto fue tan fácil de encontrar. El ácido hipocloroso es generado por la descomposición de una pequeña cantidad de hipoclorito de calcio, que está disponible en prácticamente todo el mundo como un desinfectante de agua de la piscina para evitar el crecimiento de algas. Sin embargo, las etiquetas tienen advertencias contra cualquier uso a parte de añadir al agua de la piscina, desde donde de hecho, el producto químico entra en el cuerpo.

El MMS2 se prepara colocando una pequeña cantidad de hipoclorito de calcio en una cápsula de gelatina tamaño “0”, y se toma con bastante agua (en la primera toma del día con al menos 2 vasos de agua).

La “salud-revolución” no será televisada!

A pesar de que la dosis estándar del Protocolo 1000 es tres gotas por hora durante 8 horas al día, usted no tiene que comenzar con eso. Puede empezar a un ritmo más modesto, por ejemplo, con 1 gota de MMS (ahora llamado MMS1) con 1 gota de activador, cada hora. Una vez que vea qué tipo de reacción se produce (si existe), puede aumentar el número de gotas, ya sea a la siguiente hora, o al día siguiente. El viejo protocolo de 15 gotas como máximo, que funciona, es considerado pasado de moda. LAS SITUACIONES MÁS GRAVES DE SOBRECARGA TÓXICA AMERITAN EL PROTOCOLO 2000. Su cuerpo le dirá cuando haya alcanzado la dosis óptima para usted.

Debería considerar una limpieza intestinal antes de iniciar su programa de desintoxicación con MMS. ¿Por qué? Porque cuanto más aguda o “crónica” sea su condición, es más probable que usted tenga materia fecal compactada (un refugio para los parásitos) recubriendo la longitud de 28 pies del colon. Los laxantes son ineficaces en la disolución de estas cosas.

El OXY- powder es un producto completamente natural, desarrollado por el Dr. Edward Group III, que viene en cápsulas (120 por botella), cuyos ingredientes principales son el oxígeno y el magnesio. Tomar cuatro cápsulas con el estómago vacío antes de ir a la cama, y al día siguiente se va al baño 5 – 7 veces. (Fui más que eso por un tiempo, por lo que puede variar su “situación de baño”.) Inicialmente, la descarga al tomar Oxy- powder será casi negra. Estas no son cosas agradables de mirar, pero estará agradecido de que ya no estén en usted. Es todo lo que ha contribuido a la condición actual de su cuerpo. Teniendo esto antes de comenzar el Protocolo MMS hará que el MMS / dióxido de cloro tenga que trabajar mucho menos.

Afortunadamente, el Oxy- powder no es desagradable para tomar, y realiza la disolución y el desprendimiento mientras duerme. Sabrá que ha hecho su trabajo cuando un oscuro y fangoso “fondo” ya no acompañe sus deposiciones.

En general, la limpieza de los patógenos mediante el MMS no se sentirá confortable, pero no necesita ser intolerable. El trabajo de preparación del Oxy-powder debería hacerlo incluso más suave.

Se puede sentir como si usted ha pasado por una batalla, y en cierto sentido, lo es. Es una batalla por el dominio sobre su salud y por lo tanto, su vida. Antes de poder estar sano de nuevo, es necesario sacar la antigua “basura”, destruir patógenos, toxinas y parásitos. Para ello, tienen que ser desarraigados y liberados de sus “fuertes” en el tejido del cuerpo. Usted sentirá los efectos, pero es una buena cosa. Usted también sentirá la salud, una vez más.

La sensación de enfermedad será TEMPORAL, un pequeño precio a pagar por la posibilidad a largo plazo de una salud restaurada duradera, sin importar qué etapa de la vida esté experimentando actualmente.

Cuando la limpieza termine, no necesitará tomar las dosis máximas. Usted puede seguir con una dosis de mantenimiento para mantener sus entrañas libres de patógenos y el sistema inmunológico fuerte.

Nota del Traductor: El Oxy-Powder puede ser reemplazado por el lavado colónico realizado por un profesional. Esta limpieza se realiza 3 veces en una semana y en muchos casos se incorpora agua ozonizada para profundizar la limpieza. El costo es muy accesible y los resultados son muy interesantes.

Unas palabras más sobre los zumos de frutas. Pueden ser sustituidos por agua. No utilice jugos de fruta de supermercado y no utilice jugo de naranja. El jugo de naranja previene la producción de dióxido de cloro, así como cualquier cosa que tenga vitamina C agregada como conservante.

Espero que haya encontrado esta información útil. El producto conocido como MMS no es realmente dióxido de cloro, ni siquiera es un milagro. Sin embargo, es un modo seguro y eficaz para crear uno, mediante la introducción de una forma segura de reforzar el sistema inmunitario y eliminar una gama completa de patógenos nocivos, mediante el destructor natural de patógenos, el dióxido de cloro, en su cuerpo.

Cuando se combina el poder de eliminación rápida de toxinas del dióxido de cloro, la reposición mineral con cloruro de magnesio y el yodo para la tiroides, puede llevar a aquellos que tienen incluso las condiciones más agudas en la dirección del maravilloso bienestar.

Anuncios
de Oscar Pérez Castro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s